jueves, 16 de octubre de 2008

Somos marcas

Entrevista a Neus Arqués, autora del libro "Y tú, ¿qué marca eres?"



Neus Arqués es escritora y especialista en Marketing. En el año 2000 fundó Manfatta , agencia de Marketing en nuevos formatos. Cuatro años más tarde, su empresa fue incluida en la lista de las 500 agencias más innovadoras del mundo y en el año 2005 quedó finalista en el premio a la Mujer Emprendedora, del Ayuntamiento de Barcelona a las empresarias que destacan en su sector.

En su libro "Y tú, ¿qué marca eres?" aplica sus conocimientos de marketing para ayudar al lector a posicionarse como si fuera una marca. Hace una clara distinción entre los conceptos 'marca' y 'reputación'. También trata el posicionamiento de la marca personal a través de un medio de comunicación como es Internet y todas sus aplicaciones.


PREGUNTA: En tu libro aplicas el mundo del marketing a las personas. Afirmas que las personas somos marcas y tenemos que diferenciarnos en nuestro entorno profesional de los demás compañeros. Debemos ser “conocidos como”…. ¿Cómo llegó a esta idea?
RESPUESTA: La teoría la propone el experto en Management Tom Peters ya en el año 1997 y desde entonces el Marketing personal ha ido ampliándose. Hoy no sólo los artistas o deportistas tienen “valor de marca”: los profesionales podemos emplear el nuestro para diferenciarnos en un mercado hipercompetitivo.
Me acerqué al Marketing personal en un momento de cambio profesional en el que buscaba pautas. Creo que todos los profesionales podemos beneficiarnos de una estrategia de Marketing personal. Existen, sin embargo, dos grupos para los cuales es especialmente útil: los profesionales autónomos y los pequeños empresarios. En ambos casos, sus clientes identifican a la persona con la empresa y por lo tanto, una buena marca personal funciona como una buena marca comercial.

P: En el segundo capítulo deja claro que marca no es igual a reputación. La reputación de una marca depende de cómo la vean los demás. ¿Qué puede hacer una marca personal para mejorar su reputación?

R: Dar nuestra propia visión de nosotros mismos. En el mundo la principal fuente de información sobre cada uno de nosotros es… ¡uno mismo! Por eso podemos y debemos presentarnos a los demás de la forma que mejor nos refleje.

P: El cuaderno de marca (CM) ayuda a la persona a definir su marca personal. Allí anota su misión, visión, objetivos… ¿Llevas un CM contigo allá donde vayas o lo dejas en casa y vas modificando tu inventario de objetivos?
R: Tengo mi cuaderno en el ordenador: guardo los planes a medida que los reviso. Hablo en plural porque personalmente elaboro un plan al año y lo contrasto con las anteriores ediciones, para ver en qué he avanzado y en qué aspectos no. Esta revisión anual convive con revisiones periódicas de determinados objetivos: por ejemplo, el objetivo de publicar libros útiles.

P: Internet es un medio de comunicación que puede servir para que una persona sea visible y así tener una reputación. De hecho, muchas veces buscamos información de personas a través de Google o googleizamos a alguien. ¿Qué aplicaciones de Internet, como blogs o redes sociales recomendaría a una persona que quiere estar presente en la Red y que las empresas se fijen en ella?
R: Cuando todavía no tenemos una plataforma propia on-line, el modo más sencillo de publicar un perfil es inscribirse a una red social. Estos espacios indexan las páginas de forma muy rápida y nos permiten una primera presentación de nosotros mismos. A partir de ahí, el formato que cada uno elija, teniendo en cuenta su disponibilidad (las actualizaciones requieren tiempo).

P: Actualmente al comunicarnos vía e-mail las personas tenemos dos identidades: una dentro de la Red y la otra fuera de ella. ¿Cómo podemos crear nuestra identidad virtual y que sea coherente con nuestra marca personal?
R: Primero es necesario saber qué dice ya la Red de nosotros. Después, detectar que no dice y debería decir (qué información debemos aportar) y qué dice que no debería decir (qué referencias nos perjudican). Lo que queremos es que quien no nos conoce en la presencialidad se forme una idea de nosotros que se corresponda con nuestra marca.


P: Para que una persona se venda a sí misma, en el libro sugieres la posibilidad de tener un sitio web personal o un blog. Varias personas me han preguntado qué es un blog y para qué sirve. Me parece que tú les darías una respuesta diferente a la mía.
R: Un blog es para mí un diario: puede ser un diario personal o un diario de empresa. Puede ser individual o escrito de forma colectiva. El tema lo elige el autor o autores, quienes permiten a quienes les leen que comente las informaciones que publican. Esta capacidad de “conversar” es a mi entender la que convierte a un blog en formato muy interesante. Creo que tu respuesta y la mía son complementarias y que la tuya incide más en la etimología de la palabra y en su definición técnica como formato.

P: Networking es crear una red de contactos relacionados con el mundo profesional en el que la persona se desenvuelva y sirve para dar y recibir informaciones que nos sirvan en nuestro trabajo. ¿Qué se puede hacer con aquellos networkers que convierten sus mensajes en publicidad no deseada o spam?
R: Obviarles. En Internet también existen ciertas normas de conducta y el spam es, sencillamente, de mala educación. Con una persona mal educada prefiero no tratar, ni en Internet ni en la presencialidad.

P: Para conseguir los objetivos fijados necesitamos motivación, olvidarnos del miedo (pues nos frena) y creatividad Pero, si no se consiguen todos los objetivos fijados, ¿qué debe hacer la persona?
R: Me gusta mucho la idea que apuntas de “olvidarnos del miedo”. Lo cierto es que el miedo es un freno poderoso y que a veces no conseguimos erradicarlo. Si no llegamos a nuestros objetivos, propongo volver a empezar. Podemos preguntarnos si son, de veras, esos nuestros objetivos y, si lo son realmente, por qué razón no avanzamos. Quizás nos hayamos propuesto una meta que nos han “vendido” y que no sentimos como propia. Si, por el contrario, los objetivos siguen siendo válidos, podemos revisar el camino que nos hemos propuesto para lograrlos y ver cómo lo modificamos para que las acciones que llevamos a cabo resulten realmente útiles.

P: ¿Quieres decir algo más o aclarar algún concepto?
R: Aprovecho tu invitación para regresar al concepto del miedo y compartir una frase de la actriz Jeanne Moureau. La leí en una entrevista suya hace ya muchos años y me acompaña desde entonces. Dice: “Hay que mantener el nivel de dignidad por encima del nivel de miedo”. ¡Yo creo que hay mucha fuerza ahí detrás! Gracias por tu atención y la de quienes te leen.


© Cristina Fuster Bertrand

1 comentario:

Neus dijo...

Muchas gracias por tu interés y por la referencia. Estamos en contacto.

Te puede interesar leer...

La canastilla del bebé y de la mamá

Prepárate para un día tan especial Si estás embarazada, éstas son unas recomendaciones que te hago para que preparar la maleta que lle...