Entrevista a José Antonio Ramírez

A principios de este mes nacía Oz Editorial, un nuevo sello especializado en fantasía y ciencia ficción. Y lo hacía apostando por José Antonio Ramírez, un autor español novel y su obra La Hermandad Hojanegra. Así, esta nueva editorial demuestra su valentía y arrojo en un tiempo en el que la sociedad necesita descubrir una nueva forma de ver la vida y Oz proporciona una vía de escape y de transportar a sus lectores a otros mundos.

Os invito a que leáis la entrevista y conozcáis un poco más tanto al autor como a su libro.


PREGUNTA: ¿Cómo se siente al ser un autor novel?

Como si sostuviera un jarrón de cristal sobre una cuerda de trapecista: respeto y responsabilidad. Un nuevo sello editorial llama a tu puerta y dice que confía en tu obra. De repente te conviertes en la imagen de esa marca y sabes que tienes que cuidar al lector y escucharlo tanto o más como un autor reconocido. La ilusión se mezcla con la cautela porque que has dado un gran paso, pero aún debes aprender a nadar entre los grandes.


P: ¿Cómo atrajo la atención de Oz, el nuevo sello del panorama editorial?

De una forma fortuita. La Hermandad Hojanegra llevaba un tiempo en una plataforma digital donde los autores noveles colgaban sus historias para que el público la votara y así ganar un concurso. Bueno, comenzó a coger polvo y musgo ahí hasta que Oz se tropezó con ella y me escribieron. ¡Por poco no borro el mail donde me llegó la gran noticia creyendo que era spam!


P: ¿Qué tal ha sido su experiencia como escritor de una novela?

Sorprendente y gratificante. Tanto como para querer meterme en el lío de una saga y no cerrar la historia en 300 páginas y un adiós. La novela da una libertad narrativa que no existe en otros lenguajes y quiero aprovecharlo para contar lo que espero contar si el público quiere.


P: ¿Le gusta más escribir guiones de cine o se siente cómodo simplemente escribiendo?

Me gusta escribir, sea donde sea. Pero el guión me ha reportado más satisfacciones profesionales hasta la fecha simplemente porque es para lo que me formé y a lo que apunté. Eso no quita que el camino que he recorrido con el guión a la hora de conocer a gente interesante, proyectos, viajes, etc… lo aspire a alcanzar con la novela. ¡Que espero que sí!


P: ¿Piensa en escribir el guión de su primera novela?

Si un productor se acerca y me deja un cheque y contrato bajo la puerta ¡sí! He pensado en una adaptación, pero es uno de los proyectos más duros que existen aunque sea mi propia historia. Si esto pega el pelotazo, por supuesto.


P: Hay personas que se sientan frente al ordenador y teclean pero todo lo que escriben lo acaban borrando porque no les gusta lo que escriben. ¿Qué le diría a esas personas?

Dos cosas principalmente. La primera es que apaguen el ordenador y salgan a la calle, un día, dos, una semana, un mes. Que cojan un bloc de notas y se monten en autobuses, metro o caminen y apunten todas las emociones que vean en la gente. Que apunten perfiles, situaciones, anécdotas y que señalen en rojo qué emoción quieren transmitir en su obra. Mucha gente me dice que ya tienen el universo creado de su historia, la ciudad, las calles, etc… Pero cuando les pregunto qué emoción quieren transmitir, no saben responderme. ¿Quieres que sienta apego por la vida? ¿Quieres que sienta miedo a enamorarme? ¿Quieres que aprenda que no debo confiar en nadie? Si tienes esa respuesta, escribe siempre con la intención de transmitir esa idea y el resto se construirá solo. En segundo lugar que dejen a otros leer su trabajo. Uno es el peor crítico consigo mismo. Permite que otros lean tus escritos y sin miedo a las críticas porque impresionan los puntos de vista de los demás. Siempre son distintos al tuyo.


P: ¿Y qué recomendaría a aquellas personas que antes sí escribían y disfrutaban pero han perdido a su musa de la inspiración?

La musa no desaparece, se transforma. Ella no es el talento ni el trabajo duro. Pero puede materializarse en algo. Puede ser tu pareja, o alguien a quién admiras. Pero no escribe por ti. Le diría que se atreva a escribir solo, sin dependencia, y seguro que llamarás la atención de otra musa que pasará a acompañarte.


P: ¿En qué se inspira cuando escribe?

Música si quiero coger fuerza justo antes de encender el ordenador. Una canción puede ser la banda sonora en tu cabeza de la próxima escena que vas a escribir. En cine y series cuando quiero tener un buen ejemplo o idea concreta de una emoción puntual para desarrollarla en tu historia. Y en un libro cuando quiero sumergirme en otro mundo y comprobar si estoy haciéndolo igual de bien con el mío.


P: ¿Cuál es su mejor momento para encerrarse en la escritura?

Justo por la mañana, al despertarme.


P: ¿De cuántos libros se va a componer la Saga de Vendaval?

Espero que cuatro. Uno por cada reino existente en Vendaval. No son historias inconexas, la trama general atraviesa la saga completa y también existirán algunas autoconclusivas en según qué tomo.


P: ¿Qué novelas de ciencia ficción y fantasía recomienda?

De ciencia ficción, para mí, sin duda, La Piel Fría de A. Sánchez Piñol. Llegó a mi por una recomendación y me lo he leído cinco veces. En fantasía me quedo con American Gods de Neil Gaiman y El Nombre del Viento.


P: ¿En qué se diferencia esas novelas de la tuya?

Te daré la respuesta breve: en que son legendarias. Fruto de unos autores con mucho talento y clase. Pero si escribo y trabajo con esfuerzo día a día no es para que me digan “eres el próximo G. Martin”, sino para que los lectores me cuenten que se han emocionado tanto con mi obra como con las suyas.


P: ¿Qué podrán encontrar sus futuros lectores entre las páginas de La Hermandad Hojanegra?

Un estilo cinematográfico. O al menos eso me han dicho muchos. Una narrativa centrada en la acción. Me he centrado en ofrecer un intenso cliffhanger en cada capítulo, como si estuvieras viendo una serie de tv. También viajes y combates épicos y un universo diferente al de la fantasía épica convencional.


© Crisfusterber


Comentarios

Entradas populares de este blog

Libros en Internet

Pasta con tomate y cebolla